Skip to content
Juegos Tradicionales

Juego de las cuatro esquinas

juego de las cuatro esquinas

Este es el juego tradicional mexicano perfecto para practicar en cuartos vacíos, o en un sitio que presente las famosas cuatro esquinas. Los mexicanos han ingeniado este tipo de juegos, para los momentos en que los espacios son reducidos, mostrando que no hay excusas para dejarse aburrir.

Cuando se ejecuta este juego popular, los participantes tienden a planear estrategias, que permitan confundir al contrincante, con el fin de no intercambiar papeles con él. Las cuatro esquinas representan entonces una muy buena alternativa, para el entretenimiento entre amigos y familiares.

Hay que admitir que este juego tradicional, no es tan conocido, como es el caso de otros juegos populares en México. Por tal motivo, explicaremos la manera en que se puede llevar a cabo y las reglas que se deben tomar en cuenta al jugar a las cuatro esquinas.

¿Cómo se juega a las cuatro esquinas?

Para jugar a las cuatro esquinas, se debe tener un grupo de cinco participantes. Es importante mantener esa cantidad, puesto que la dinámica del juego así lo requiere. Si hay más de cinco personas que quieran jugar, se deben establecer turnos para que cada quien participe, al acabar las rondas.

A continuación, se muestra la forma en que se juega a las cuatro esquinas en México:

  • Los jugadores deben estar ubicados en una habitación
  • Se debe elegir cuál jugador será el primero en comenzar a preguntar
  • Los otros cuatro jugadores deben ubicarse cada uno en una esquina diferente del cuarto
  • El jugador que pregunta, debe quedarse en el centro de las cuatro esquinas
  • El participante que queda en el centro de la habitación, debe dirigirse a uno de los jugadores y preguntarle: ¿Qué hay en casita para alquilar?
  • Este último, deberá responderle, usando la frase: “A otro lugar porque está ya está ocupada”
  • Esta última frase, será la señal para que los otros jugadores intercambien sus puestos, es decir, se muevan de su esquina y se ubique en otra.
  • Mientras los jugadores se mueves, el que está en el centro, deberá intentar correr con mucha velocidad, para poder ocupar una de las esquinas que se encuentran vacías.
  • Si el jugador que estaba en el centro, logra ocupar el espacio de otro, el jugador que se quede sin esquina, será el que debe ocupar el puesto del centro de la habitación.

Este juego puede tener tantas rondas como los jugadores prefieran. Pues cada vez que se hace el intercambio entre jugadores, es como si se reiniciara la partida. Si existen más jugadores esperando para participar, se puede optar por eliminar al que perdió su esquina e incluir a un nuevo jugador, así todos tendrán la oportunidad de jugar.

Reglas a tomar en cuenta al jugar a las cuatro esquinas

Se puede decir que, el juego de las cuatro esquinas, incluye estrategias que pueden permitir que los jugadores permanezcan más tiempo ocupando sus respectivas esquinas. Sin embargo, hay que tomar en cuenta ciertas reglas, evitando así malos entendidos. Entre ellas, están:

  • Respetar los turnos: Si se establecen turnos para que cada jugador participe, debe respetarse ese arreglo, permitiendo que cada quien tenga su oportunidad de divertirse.
  • Muévete al final del diálogo: Los jugadores que se encuentran en las esquinas, deben esperar hasta que el jugador del centro obtenga la respuesta (completa) a la pregunta que le hizo al respectivo jugador. Antes de este suceso, no se pueden mover los jugadores de sus esquinas.
  • Si pierdes tu esquina, intercambias papeles: Como es de esperarse, si hay cinco jugadores y cuatro esquinas, alguien no tiene esquina. Si el jugador que está en el centro de la habitación logra hacerse de una esquina, entonces quien se quede sin esquina, debe cumplir con el papel del que estaba en el centro.

Ver otros juegos

Configuración