Skip to content
Juegos Tradicionales

Juego Veo, veo… Descube cómo se juega

“Veo, veo”, es el juego tradicional mexicano, predilecto para aquellas parejas o grupo de personas que se encuentran de viaje, esperando por algún servicio, o pasando un tiempo de ocio, el cual no saben cómo ocupar.

Los niños mexicanos, aprovechan cualquier momento para divertirse, y “veo, veo”, es implementado, cuando es difícil correr por el espacio, jugar con algún juguete o escribir en un papel. Este juego popular es observado, en varias regiones de México, en momentos en los que no hay muchos materiales, pero sí muchas ganas de divertirse.

Los que sí se requiere, para jugar al “veo, veo” es un buen paisaje, o un sitio donde existan varios objetos, y que los jugadores estén en la capacidad de reconocer las letras con las que se escriben. Aunque, algunas veces cuando los participantes son menores de cinco años, se describen los objetos, dando pistas como su color, o alguna característica particular que posean.

¿Cómo se juega al veo, veo?

En México, se estila jugar este juego tradicional en grupos grandes, que se puedan encontrar al aire libre, pero ubicados siempre en una misma disposición. Para ejecutar este juego popular, la manera de proseguir es la siguiente:

  • Se debe seleccionar de entre todos los participantes a uno, el cual comenzará la dinámica
  • El jugador elegido, debe pensar en algún objeto, que pueda ser visualizado por todos sus demás compañeros y deberá decir: “Veo, veo”
  • El grupo debe contestarle, diciendo “¿qué vez?”
  • El participante debe decir “una cosita”
  • El grupo debe responder “¿con qué letrica va?”
  • El jugador responderá “empieza por la letra”. Algunos también añaden la letra final con que se escribe el objeto
  • Cada uno de los jugadores, deberá responder, diciendo en voz alta, qué objeto se adecúa a la señal dada por el primer participante.
  • Si algún jugador acierta, pasa a ser el que elija el objeto y comience la nueva ronda.
  • El juego finaliza cuando todos los participantes han elegido algún objeto, y los demás los hayan adivinado.

La simplicidad del juego, y la escasez de materiales requeridos para ejecutarlo, es lo que ha permitido que se siga transmitiendo entre las generaciones. Incluso, se ha observado como este juego tradicional ha roto las barreras de las fronteras, pudiéndose observar en varias partes del mundo.

Reglas a tomar en cuenta al momento de jugar al “veo, veo”

El juego del veo, veo, no requiere de normas complejas, para ser llevado a cabo. La mayoría se basan en respetar los turnos y la forma en que se dan las pistas para adivinar los objetos. Pero, estas reglas se detallarán mejor, en seguida:

  • Elegir objetos que pueda ver todo el grupo: No se permite elegir objetos imaginarios, o que no existen dentro del recinto en el que se lleva a cabo el juego. El objeto debe ser evidenciado por todo el grupo.
  • Dar señales adecuadas: El jugador que tiene en mente el objeto a adivinar, tiene que saber bien las letras que conforman su nombre y las características de él. Pues debe dar al grupo pistas que realmente coincidan con el objeto en cuestión.
  • Si es preciso, dar más señales: Esta regla se toma en cuenta, cuando el grupo no logra dar con el objeto que se ha planteado. En este caso, el jugador que tiene al objeto en mente, puede dar más pistas, diciendo su color, o su textura, o su tamaño. Todo con el fin de que los demás puedan adivinar cuál es la cosa en la que está pensando.
Configuración